Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Manzanita Fagar’

El otro día estaba leyendo un artículo muy interesante sobre el dibujante de historietas Robert Crumb, y bien en el arranque de la nota el autor aclaraba que en inglés “crumb” significa “migaja”. En ese momento, sin ningún afán ególatra ni nada que se le parezca, me pareció que ya era hora de aclarar que en francés “font de bon” significa, más o menos, “ser de bien”… no en vano, uno terminó dedicándose a ésto, pero no me quiero ir de tema y tampoco me gusta alardear con mi francés. Como siempre digo, estamos acá para ayudar.

“SER DE BIEN”. Es lo que, en francés, significa “font de bon”, mi apellido. Por algo es.

Quería contarles que el fin de semana pasado me hice una escapada a Juan Lacaze y encontré, como todos los años, el arbolito de Navidad armado y ese perfume a jazmines que agranda la casa y hace que todo se vea más lindo, incluso la repisa con souvenirs de viajes. Sobre la mesa de la cocina me esperaba una manzanita Fagar en vaso de requesón con mucho hielo, que yo siempre digo, es la bebida oficial de Colonia. Y ahí sí, respiré hondo y dije: arrancó el verano.

Y como les prometí que haría cuando llegara este momento, vamos a dedicar las columnas de las próximas semanas a los tips básicos de esta época, a algunas recetas ideales para combatir el calor y también a algunos consejos sobre “etiqueta de la casa de verano compartida”, que nunca está de más tener en cuenta.

QUE EL MUNDO PAREZCA UN LUGAR MEJOR. Eso es lo que hace tomarse un buen Negroni. Lo prueban y después me dicen.

Pongamos manos a la obra. Para inaugurar la temporada, nada mejor que tomarse un buen Negroni. Cuando me hago uno siento que el monoambiente se transforma en un amplio loft, que mi balconcito pasa a ser un deck de madera y el edificio en obra que tengo enfrente… bueno, eso no cambia, sigue siendo el edificio en obra que tengo enfrente. Pero como decía, el Negroni es de esos tragos que, como el perfume de los jazmines de la casa de mi madre, hace que el mundo parezca un lugar mejor.

Como siempre pasa con el origen de los tragos, los datos son difusos y difíciles de comprobar, pero todos los caminos conducen a Florencia, en la década de 1920, y al conde Camillo Negroni, de quien el trago toma su nombre. Parece que un buen día el conde pidió a su barman de confianza, Fosco Scarselli, que le hiciera una variante al Americano de siempre, con gin en vez de soda. Más o menos es así la cosa.

Lo que nos queda hoy, casi un siglo después, es que el Negroni es un trago clásico, refrescante y muy fácil de preparar: tres partes iguales de dry gin, vermouth rojo y bitter Campari. Se sirve directamente en un vaso bajo -un old fashioned es ideal- con un par de cubitos de hielo y se adorna con un espiral de cáscara de naranja, que se puede torcer sobre el trago para perfumarlo. Una maravilla, una prueba de que el ars combinatoria es realmente un arte. Ideal para escapar del whisky y la cerveza, y abrir el apetito antes de una cena liviana con amigos.

Los dejo que me esperan de la inmobiliaria para ir a ver un apartamento acá a la vuelta. Quién les dice que no arranque el 2010 en casa nueva. Disfruten del fin de semana, tomen mucha agua y hasta la próxima.

Negroni:

1/3 dry gin

1/3 vermouth rojo

1/3 bitter Campari

Cómo lo hago: Servir directamente en vaso bajo con cubos de hielo (el que sabe, hace los cubitos con agua mineral), y se decora con un espiral de cáscara de naranja, antes torciéndolo levemente sobre el vaso para perfumar la bebida. Y bueno, obvio que si consiguen un gin importado la cosa cambia. Lo prueban y después me dicen.

Tip express estival: el talco, siempre un aliado, y no tengo más nada que agregar.

  • Nuestro experto residente Jean Font de Bon se declara un gran admirador de Joan Green, pionero en el Río de la Plata en esto de la lifestyle consultancy. Si se lo cruza este verano en Punta del Este, no lo duda, le pide foto y autógrafo. Su columna, Saberes para el buen vivir, se actuliza todos los viernes.
Anuncios

Read Full Post »